Secretos para pagar menos el Impuesto de Circulación

Es posible pagar menos por el Impuesto de Circulación, aunque parezca mentira pero, eso sí, no es sencillo ni mucho menos sencillo de conseguir...

La difícil situación económica de muchos españoles ha provocado que se tomen medidas de emergencia a fin de estabilizar la situación tan dramática que se vive en España y buena parte del continente europeo.

Ahora que las tasas de impuestos continúan disparándose como última medida para estabilizar el sistema financiero, urge la necesidad de buscar nuevas estrategias para sobrevivir en tiempos de crisis. En ese sentido, la adquisición de vehículos en ayuntamientos de menor población se perfila como una excelente alternativa para reducir los gastos por el Impuesto de Circulación.

Por si no lo sabías, existen algunos pueblos pequeños donde habitan algunas decenas de pobladores, sin embargo, te sorprendería saber la gran cantidad de vehículos que son adquiridos por estas zonas. Sucede que en los ayuntamientos de menor población, el cobro de impuesto por circulación es ínfimo respecto a las ciudades más grandes. Lo mismo sucede para el alquiler de coches y otros servicios similares.

La idea de aplicar un pago mínimo por el concepto de Impuesto de Circulación es promover estas zonas de menor densidad geográfica para la inversión de distintas empresas. Se trata de una excelente oportunidad para escapar de las altas tasas que se exigen en otras ciudades españolas como Madrid, Barcelona, entre otras.

Secretos para pagar menos el Impuesto de Circulación

A modo de ejemplo tenemos el caso del Ayuntamiento de Retascón, en Zaragoza, donde se ha registrado un aproximado de 400 vehículos, lo que equivale a cinco coches por cada habitante (en total hay 70 pobladores). A ello se le suma la posibilidad de adquirir una bonificación legal del 75%.