Lo que hay que saber al comprar coche: Impuesto de matriculación

Es importante conocer ciertas obligaciones tributarias, como el impuesto de matriculación, que los usuarios tenemos al adquirir un vehículo nuevo

Existen ciertas particularidades de este impuesto, sobre todo en función del uso que se la va a dar al vehículo que hemos comprado, y aunque aquí nos vamos a limitar a la tributación de los vehículos para uso general, los impuestos varían sin vehículos destinados a uso público (taxis, ambulancias), si son matriculados a nombre de personas con minusvalía, incluso para familias numerosas.

El hecho imponible para pagar el impuesto lo constituye la primera matriculación de un vehículo provisto de motor. En líneas generales sólo se paga una vez por cada vehículo, ya que aunque éste se vuelva a vender y se ponga a nombre de otro propietario, la matrícula no cambia, y por lo tanto no existe la obligación de pagar este tributo. La impotancia de este impuesto es notable y es protagonista de disputas políticas y promesas electorales, como podremos ver en el vídeo que acompaña este artículo.

Lo que hay que saber al comprar coche: Impuesto de matriculación

Impuesto circulación

Este impuesto tiene un porcentaje de gravamen en función de las emisiones de CO 2, medidas en gramos por Kilómetro recorrido, según lo establecido en la normativa de Calidad del Aire, y que es:

  • 0 por ciento: si la emisión  es menor de ciento veinte.
  • 4,75 por ciento: si las emisiones están dentro del rango de ciento veinte a ciento sesenta.

  • 9,75 por ciento: si las emisiones están comprendidas desde un rango de los ciento sesenta a los doscientos.
  • 14,75 por ciento: si las emisiones superan la cifra de de doscientos.