Impuesto de Circulación: las 10 ciudades más baratas de España

No en todas las CCAA ni en todas las ciudades se pagan los mismos impuestos. Te enumeramos ahora las 10 ciudades con el impuesto de circulación más bajo

En tiempos de crisis y debilitamiento financiero, urge la necesidad de idear nuevas formas para equilibrar la economía de miles de españoles, quienes se han visto sorprendidos con la reciente reforma tributaria del gobierno.

Ahora que el coste de vida ha cobrado un alto precio, no estaría de más considerar las grandes diferencias entre las capitales españoles, donde el coste de impuesto es relativamente menor a comparación de las ciudades céntricas y de mayor demanda turística. Esta es la relación de las 10 ciudades españolas más baratas para el cobro del impuesto de circulación.

A diferencia de las grandes ciudades como Barcelona, Madrid o Zaragoza, en España existen muchos lugares donde el impuesto de circulación es ínfimo. Se trata de una excelente oportunidad para ahorrar algo de dinero y disfrutar de los beneficios que se otorgan en los Ayuntamientos de menor población.

Las zonas de menor densidad poblacional exigen un cobro mínimo en las tasas tributarias con el propósito de hacer más atractiva la oferta para las diferentes empresas que hay en el mercado. Es por eso que vemos una gran cantidad de matrículas provenientes de pequeños ayuntamientos donde el número de vehículos adquiridos supera en demasía a la cantidad de habitantes.

Impuesto de Circulación: las 10 ciudades más baratas de España

En ese sentido, Melilla es la ciudad más barata para el cobro de impuesto de circulación (17,04), seguida por Ceuta (33,25),  Soria (39,19), Zamora (43,96) y  Cáceres (50,00). Un poco más abajo se encuentra Pamplona (50,30), Palencia (50,53), Cuenca (51,12), Pontevedra (52,12) y  Badajoz (53,61).

En cualquiera de estas ciudades, el costo de vida y la exigencia tributaria es mucho menor a diferencia de las grandes ciudades españolas.