Abonar Impuesto de circulación de un vehículo vendido

Una de las preguntas más frecuentes en el mercado de vehículos usados tiene relación con el abono por concepto de Impuesto de Circulación. Despejamos dudas

¿A quién le correspondería efectuar este pago? Veamos algunos de los aspectos más importantes de esta discusión. Antes de vender o comprar un vehículo es importante tener en cuenta una serie de parámetros previos para evitar ser sorprendidos con una falsa alarma. Una vez que se haya efectuado la venta de un coche en uso, el Impuesto de rodaje debe ser abonado por el titular del vehículo en el Ayuntamiento, así de simple.

Es indispensable tener información clara sobre este tipo de exigencias tributarias, especialmente para evitar los casos de fraude.  Al adquirir un coche recuerda que el titular seguirá siendo la empresa originaria del vehículo, a menos que se de la transferencia de nombres, de ser así la situación cambia considerablemente.

En el caso de haber comprado el vehículo sin la transferencia de nombre, no hay ninguna obligación por el pago de seguro y la IVT. En otras palabras, las exigencias tributarias no se aplican salvo una excepción que te legitimase como propietario absoluto del vehículo.

Abonar Impuesto de circulación de un vehículo vendido

Puedes circular con total libertad por la ciudad con la certeza que este tipo de cobranzas no afectará en tu libre albedrío, incluso si no se efectuara el pago por los conceptos de Impuesto de circulación, aún así tendrías acceso completo a moverte por donde te plazca. De todos modos, si tienes dudas al respecto, lo más recomendable es que te comuniques con el dueño del vehículo.